Muchas mujeres dejan de amamantar a sus hijos de manera prematura

Según los expertos, las licencias de maternidad insuficientes suponen una barrera significativa

DOMINGO, 27 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Aunque un porcentaje creciente de madres estadounidenses comienzan a amamantar a sus bebés, relativamente pocas continúan haciéndolo durante los primeros seis meses de vida, mucho menos durante un año entero.

¿Por qué no continuar más tiempo? Varios obstáculos pueden resultar difíciles para las madres recientes, aunque investigadores de California aseguran que han hallado que volver al trabajo poco después de dar a luz resulta una barrera sustancial para una lactancia exitosa.

"Lo que vimos es que si las mujeres toman licencias de maternidad muy cortas, de seis semanas o menos, tienen un riesgo tres veces más alto de dejar de amamantar, en comparación con las que se quedan en casa y no regresan a trabajar", señaló Sylvia Guendelman, profesora y presidenta del programa de salud materna e infantil de la Facultad de salud pública de la Universidad de California en Berkeley.

Su estudio, publicado hace algunos meses en Pediatrics, formó parte de un análisis más grande llamado "Juggling Work and Life During Pregnancy" (entre el trabajo y la vida durante el embarazo), financiado por la Oficina de Salud Materna e Infantil (Maternal and Child Health Bureau) del gobierno de los EE. UU.

La Maternal and Child Health Bureau recomienda exclusivamente la lactancia durante los primeros seis meses de vida del bebé e insta a las madres a continuar haciéndolo durante el primer año de vida del mismo. Según la academia, se ha demostrado que la lactancia exclusiva, es decir, sin agua, jugo, leche de fórmula u otros alimentos adicionales, protege contra muchas enfermedades cono la meningitis bacteriana, la diarrea y las infecciones en los oídos.

En la primera mitad de la década, la cantidad de bebés amamantados aumentó ligeramente, de 71 por ciento en 2000 a 74 por ciento para el final de 2006, según el informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Sin embargo, esas cifras no cuentan la historia completa.

"La iniciación de la lactancia, aunque es una medida, no significa mucho", aseguró Guendelman. "Puede darle el pecho a su bebé dos veces y pensar que lo intentó y no le gustó, o que no tuvo éxito", dijo. "Pero lo que realmente hay que contemplar es, de las mujeres que comienzan, cuantas amamantan con éxito durante al menos seis meses?".

En ese sentido, los EE. UU., no han avanzado mucho. De los bebés nacidos en 2006, un 43 por ciento fueron amamantados a los seis meses y el 23 por ciento a los doce meses. Apenas el 14 por ciento, sin embargo, había sido amamantado exclusivamente durante seis meses.

Las cifras no alcanzan los objetivos nacionales de lactancia. Healthy People (gente sana) 2010, la agenda de promoción de la salud y prevención de las enfermedades del gobierno, pretende incrementar la cantidad de madres lactantes a 75 por ciento para 2010. Las metas a seis meses y a un año son de 50 y 25 por ciento, respectivamente.

A diferencia de otros países industrializados, los EE. UU. no cuentan con una política nacional de licencias por maternidad.

Para determinar si la licencia de maternidad hace alguna diferencia para el éxito de la lactancia, Guendelman y su equipo examinaron datos sobre 770 mujeres que trabajaban a tiempo completo en el sur de California.

Las trabajadoras de tiempo completo que tenían licencias de maternidad cortas después del parto tenían más probabilidades de dejar de lactar de manera prematura. Las que estaban en mayor riesgo eran las mujeres que tenían cargos no gerenciales e inflexibles, así como las que estaban sometidas a niveles de estrés elevados.

Las mujeres que tenían acceso a beneficios en el lugar de trabajo, como licencia de maternidad pagada u oficina privada podrían tener más éxito, anotó Chris Mulford, consultor en lactancia retirado del Condado de Delaware y miembro del U.S. Breastfeeding Committee, un grupo sin fines de lucro. "Es más probable que continúen lactando mientras regresan al trabajo que aquellas que no tienen su propia oficina, que no tienen un lugar en el trabajo donde puedan extraer leche", dijo.

Hay leyes relacionadas con la lactancia en el lugar de trabajo en 24 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. Por ejemplo, una ley de Oregón permite que las mujeres se tomen un descanso de 30 minutos sin pago durante cada turno de cuatro horas para amamantar o bombear. Oregón tiene el índice más alto de lactancia a los doce meses, al 37 por ciento, y el segundo índice más alto de lactancia a los seis meses, con 63 por ciento, después de Utah, que tiene 69.5 por ciento, según los CDC.

Al tener todo en cuenta, las madres trabajadoras podrían tener más dificultades para amamantar que las que pueden pasar más tiempo con sus bebés, señaló Kay Hoover, consultora en lactancia de un hospital de la región de Filadelfia. "Si se separa de su bebé, es difícil mantener la producción de leche", dijo.

Guendelman aseguró que le gustaría que los médicos defendieran las licencias de maternidad posparto más largas para las mujeres trabajadoras. "Si sabe que tiene algo de tiempo libre", dijo, "es más probable que logre establecer la lactancia durante los primeros treinta días y no rendirse tan rápidamente".

Más información

El Centro Nacional de Información sobre la Salud de la Mujer de EE. UU. tiene más información sobre la lactancia.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ