Terapia con hormonas reduce riesgo de fracturas

El beneficio desaparece rápidamente cuando se interrumpe la terapia

MARTES 11 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Aunque la terapia de reemplazo hormonal (TRH) ha sido últimamente objeto de críticas debido a hallazgos negativos en estudios extensos, un nuevo estudio británico da nuevas esperanzas para sus usuarios.

En la edición del 12 de mayo del Journal of the American Medical Association, investigadores británicos informan que el reemplazo de hormonas puede reducir el riesgo de fracturas de huesos en cerca de 40 por ciento para mujeres posmenopáusicas. Sin embargo, la protección termina cuando la terapia termina.

"El uso que se le da actualmente a la TRH protege contra fracturas, sin importar qué tipo de TRH se utilice. Sin embargo, los efectos benéficos terminan cuando las mujeres dejan de tomarla", afirmó la autora principal del estudio, Emily Banks, quien era subdirectora de la unidad de epidemiología de Cancer Research U.K. en Oxford cuando se realizó el estudio.

Estudios importantes en los últimos dos años han demostrado que la TRH puede incrementar el riesgo de coágulos sanguíneos, enfermedades del corazón, derrames, algunos tipos de cáncer y enfermedad de la vesícula biliar en algunas mujeres. Además, según la U.S. Food and Drug Administration, no hay evidencia convincente de que la TRH pueda ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer.

El nuevo estudio, que incluyó a 138,737 mujeres posmenopáusicas entre los 50 y los 69, arroja algunas luces sobre ese sombrío panorama. Cerca de 5,200 mujeres informaron haber sufrido al menos una fractura durante el estudio, el cual tuvo una duración de casi cuatro años. El 79 por ciento de las fracturas tuvo lugar como resultado de una caída.

Un poco más de 70,000 mujeres de las que participaron en el estudio nunca había utilizado ningún tipo de terapia de reemplazo hormonal, mientras que 22,318 mujeres la usaron en algún momento. Más de 46,000 de las mujeres eran usuarias de TRH durante el transcurso del estudio. Las mujeres que tomaron TRH usaron distintos tipos de terapia hormonal, como sólo estrógeno o una combinación de estrógeno y progesterona, con diferentes dosis del medicamento.

A pesar de estas diferencias, los investigadores encontraron que las mujeres que se encontraban usando TRH tenían un riesgo reducido en 38 por ciento de sufrir fracturas, comparadas con las mujeres que nunca habían utilizado TRH.

"Entre las usuarias de TRH, el grado de protección contra fractura se incrementó significativamente con un incremento duradero del uso", dijo Banks.

Pero advirtió, "el efecto protector de la TRH contra fractura se desvanece rápidamente después de que las mujeres dejan de utilizarla".

Banks agregó que una posible razón por la que la TRH ofrece este beneficio es porque se sabe que incrementa la densidad mineral ósea.

"Este estudio ofrece evidencia importante de que la terapia hormonal tiene beneficios múltiples", dijo la Dra. Luana Kyselka, ginecóloga y endocrinóloga de la reproducción de los Hospitales Beaumont de Michigan. "Es el mejor tratamiento para controlar los síntomas de la menopausia y también ayuda a proteger los huesos".

La Dra. Diana Curran, ginecoobstetra del Centro médico de la Universidad de Nebraska, afirmó que este estudio confirma lo que otros estudios ya han hallado.

"No creo que sea la única razón para tomar hormonas, pero si usted está en una terapia hormonal por otras razones, es un beneficio adicional nada despreciable", agregó.

En otro estudio sobre salud femenina en la misma edición del periódico, los investigadores de la Universidad de California, San Francisco y la Universidad de Carolina del Norte, revisaron los resultados de 13 estudios que fueron realizados en miles de mujeres y consideraron los efectos de los medicamentos que reducen el colesterol sobre la enfermedad cardiovascular y la mortalidad.

Encontraron que mientras reducen el colesterol, bien sea a través de dietas o medicamentos, así como el riesgo de ataque cardiovascular en mujeres con enfermedad cardiovascular, estos medicamentos no reducían el riesgo de mortalidad general por enfermedad cardiovascular para mujeres sin enfermedades del corazón.

En mujeres con enfermedad conocida del corazón, sin embargo, el tratamiento del colesterol alto redujo el número de ataques cardiovasculares y tasas de mortalidad cardiovascular. La tasa de mortalidad por cualquier causas no estaba siendo significativamente afectada por el tratamiento del colesterol alto.

Más Información

Para saber más acerca de la terapia de reemplazo hormonal, diríjase alAmerican College of Obstetricians and Gynecologists o al National Institute on Aging. Para mayor información sobre los efectos del envejecimientos sobre los huesos, visite la National Library of Medicine.

FUENTES: Emily Banks, Ph.D., fellow, National Centre for Epidemiology and Population Health, Australian National University, Canberra; Diana Curran, M.D., obstetrician and gynecologist, and assistant professor of obstetrics and gynecology, University of Nebraska Medical Center, Omaha; Luana Kyselka, M.D., gynecologist and reproductive endocrinologist, Beaumont Hospitals, Royal Oak and Troy, Mich.; May 12, 2004, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish