jueves 29 de enero (HealthDayNews) -- Altos niveles de estrógeno parecen hacer el cerebro más vulnerable, según reciente investigación de Yale University.

Este hallazgo podría explicar porque trastornos relacionados con el estrés como la depresión ocurren con el doble de frecuencia en mujeres que en hombres, sugieren los autores del estudio.

El área del cerebro llamada la corteza prefrontal es sensitiva al estrés. Estudios han encontrado que el funcionamiento cognitivo de esa parte del cerebro se torna impedida bajo estrés descontrolable. Lo que los investigadores no saben es qué función el estrógeno podría desempeñar en el impedimento de la función de la corteza prefrontal.

Necesitamos determinar los mecanismos mediante los cuales el estrógeno está teniendo este efecto, indicó Rebecca Shansky, autor principal del estudio, que aparecerá en la edición de Molecular Psychiatry.

Una de cada cinco mujeres desarrollan depresión en su vida, sin importar edad, raza o sueldo, de acuerdo con la Asociación Nacional de Salud Mental. Se desconoce por qué las mujeres son mas vulnerables al estrés, aunque la investigación sugiere diferencias biológicas, tales como cambios hormonales y genéticos, podrían contribuir a la depresión.

Creo que lo que hace este estudio es añadir una nueva vía para explicar la discrepancia entre los índices de depresión en hombres y en mujeres, sostuvo Kathy Hogan Bruen, director titular de prevención en la Asociación Nacional de Salud Mental.

El equipo de Yale utilizó ratas para examinar las diferencias sexuales en cómo el cerebro responde al estrés. Se expuso a las ratas hembras y machos a diferentes niveles de estrés y luego se examinaron en una tarea de memoria de corto plazo.

Exponer ratas hembra a niveles moderados de estrés perjudicó su desempeño. Las ratas macho, por el contrario, se desempeñaron de igual manera bajo estrés moderado que cuando no tenían estrés.

Además, el estudio encontró que los niveles leves de estrés, que no tuvo efectos en las ratas macho, sólo afectó las hembras cuando sus niveles de estrógeno eran altos.

Básicamente, nos dice que el estrógeno puede influenciar la forma en que el cerebro responde al estrés, especialmente, con esta área del cerebro que es tan importante para trastornos relacionados con el estrés, explicó Shansky, un estudiante graduado de neurobiología en la Escuela de Medicina de Yale.

Aunque probablemente muchos factores contribuyen a la depresión en las mujeres, la mayor prevalencia en éstas sugiere que la biología y el estrógeno en particular desempeña una función, concluyeron los autores.

Un mejor entendimiento de las respuestas al estrés relacionadas con el género podría conducir a mejores tratamientos, quizás incluso a medicinas que sean específicas para el género, añadió Shansky.

Si existe un medicamento que puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión en alguien, esto es fantástico, afirmó Hogan Bruen.

Pero también visualiza un potencial aspecto negativo si cada vez más personas buscan una cura farmacológica rápida y pasan por alto sesiones de terapia necesarias para lidiar con las consecuencias, tales como la falta de motivación, fracaso en las relaciones y la incapacidad de retener un trabajo.

Si las personas consideran que es sólo una enfermedad médica, algo que sólo necesitan un medicamento para sobrellevarlo, esto deja un hueco en términos de problemas psicológicos que potencialmente no se están abordando, expresó Hogan Bruen.

Más información

Puedes aprender más acerca de las mujeres y la depresión en la Asociación Psicológica Americana o el Instituto Nacional de Salud Mental.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ