See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Algunas terapias de reemplazo hormonal tienen valor

Un informe apoya el uso limitado del estrógeno

DOMINGO 5 de diciembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- El valor de la terapia de reemplazo hormonal para las mujeres posmenopáusicas ha sufrido un gran descrédito en años recientes.

Si bien no contradice importantes hallazgos de que algunas formas de terapia de reemplazo hormonal (TRH) pueden ser peligrosas, un reciente informe del American College of Obstetricians and Gynecologists afirma que algunas variaciones de uso a corto plazo pueden ser eficaces y seguras.

El Dr. Isaac Schiff, presidente de la Fuerza de Trabajo ACOG de 21 miembros que creó el informe, Hormone Therapy, lo describe como un "esfuerzo enciclopédico" que "cataloga lo que sabe la ciencia médica, hasta ahora, sobre el efecto de las hormonas reproductivas sobre todo, desde la vida sexual, hasta la salud mental y el cáncer, pasando por el aumento de peso".

Por eso, el informe, publicado como un suplemento en la edición de octubre de Obstetrics & Gynecology del ACOG, podría convertirse en una guía útil para el confuso mundo en el que actualmente deben moverse las mujeres menopáusicas para decidir si el estrógeno, el estrógeno más la progestina o algún otro curso de tratamiento es apropiado para sus síntomas y trastornos relacionados con la menopausia.

Hormone Therapy reafirma muchas de las recomendaciones de la comunidad médica luego de que los resultados del estudio de la Women's Health Initiative (WHI) encontraron en 2002 y 2004 que el estrógeno más la progestina (o terapia de combinación) puede causar mayor riesgo de ataque del corazón, apoplejía, coágulos sanguíneos y cáncer de mama. Pero incluye nuevas conclusiones sobre el periodo de tiempo y las razones específicas por las cuales algunas mujeres podrían beneficiarse de la terapia hormonal.

Hubo una buena razón para que la organización principal de obstetricia y ginecología del país creara un informe detallando las maneras en las que alguna forma de terapia de estrógeno podría ser usada, detener la TRH abruptamente no fue una buena idea para muchas mujeres.

"Cerca del 65 por ciento de las mujeres bajo terapia hormonal dejaron de tomar hormonas luego de que se publicaran los hallazgos del WHI", apuntó Schiff.

"Dos años más tarde, el informe sugiere que cerca de una de cada cuatro mujeres que detuvieron las hormonas han vuelto a tomarlas porque las hormonas aún ofrecen el mayor alivio para algunos síntomas de la menopausia. Entonces, estamos volviendo a un equilibrio apropiado, aceptar que la terapia hormonal tiene riesgos, pero reconocer que puede resultar apropiada para síntomas como los calores, siempre y cuando se informe a las mujeres sobre estos riesgos y éstas sopesen sus decisiones con sus médicos".

Por ejemplo, Hormone Therapy recomienda que, aunque las mujeres deben usar la terapia hormonal por el menor periodo de tiempo posible, el estrógeno sigue siendo el tratamiento más efectivo para los calores y los sudores nocturnos. Los aerosoles nasales y los tratamientos transdermales (parche) de hormonas pueden brindar resultados comparables a los de las hormonas ingeridas en forma de pastillas. Según el informe, cerca del 10 por ciento de las mujeres posmenopáusicas continúan sufriendo de calores más allá del periodo usual de cuatro años que experimenta la mayoría de mujeres.

Hormone Therapy reafirma muchas de las recomendaciones realizadas inmediatamente después de la publicación de los hallazgos del WHI sobre la terapia hormonal combinada y los hallazgos del 2004 del WHI sobre la terapia de estrógeno (TE), que incluyen:

  • Una terapia hormonal combinada no debe ser usada para prevenir enfermedad cardiovascular, debido al pequeño pero significativo aumento en el riesgo de cáncer de mama, ataque al corazón, apoplejía o coágulos sanguíneos.
  • La terapia de sólo estrógeno, usada para mujeres que han sido sometidas a una histerectomía, no debe ser usada para prevenir enfermedades, debido al aumento en el riesgo de coágulos sanguíneos y apoplejía. Aunque la terapia de estrógeno conlleva menos riesgos que la TRH combinada, las mujeres con útero no deben usar estrógeno solo debido al mayor riesgo de cáncer uterino.
  • Las terapias hormonales son apropiadas para el alivio de los síntomas vasomotores (tales como los calores y los sudores nocturnos) siempre y cuando la mujer haya conversado sobre los riesgos y beneficios con su médico.
  • Las mujeres en TRH combinada o en terapia de estrógeno deben tomar la dosis efectiva más pequeña durante el más corto periodo posible y revisar su decisión de tomar hormonas anualmente.

Pero el informe del ACOG también concluye que es inapropiado no dar terapia de hormonas a mujeres persistentemente sintomáticas que prefieren continuar tomando hormonas o que no reciben alivio de las alternativas actualmente disponibles. "La terapia hormonal es apropiada cuando trata a mujeres que se sienten mejor con ella o que sienten que mejora su sexualidad", apuntó Schiff.

Las nuevas directrices también incluyen una revisión de estudios de investigación sobre tratamientos alternativos para mujeres que no pueden o no desean tomar hormonas, incluidos antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), el anticonvulsivo gabapentina y una variedad de alternativas herbales. Y, aunque la posición del ACOG sigue siendo que las terapias de hormonas no deben usarse exclusivamente para la prevención de la enfermedad, las nuevas directrices aclaran que hay casos en los que la prevención de una enfermedad es apropiada como un beneficio secundario para las mujeres que ya están tomando hormonas para los síntomas vasomotores.

El Dr. Steven Petak, vicepresidente de la American Association of Clinical Endocrinologists, da el ejemplo de la terapia hormonal cuando cumple un papel para proteger contra las fracturas de pérdida ósea asociadas con la osteoporosis en algunas mujeres posmenopáusicas.

Petak anotó que el estudio Women's Health Initiative contiene pruebas de que la terapia hormonal combinada puede reducir las fracturas de cadera y columna relacionadas con la osteoporosis en cerca de un tercio y las fracturas relacionadas con la osteoporosis de otros huesos en casi una cuarta parte.

"La terapia hormonal no es necesariamente la primera elección para prevenir la osteoporosis", aclaró, "pero puede tener un valor muy definitivo en mujeres que tienen calores y perturbaciones significativas del sueño, si no tienen una historia de coágulos sanguíneos, apoplejías u otros trastornos cardiovasculares".

Más información

Para mayor información sobre la terapia hormonal en la posmenopausia, visite los National Institutes of Health.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Isaac Schiff, M.D., chairman, Chief Women's Care Division, Massachusetts General Hospital, Women's Health Issues and Specialty Care, Boston, and chair, ACOG Hormone Therapy Task Force; Steven Petak, M.D., associate, Texas Institute for Reproductive Medicine & Endocrinology, Houston, and vice president, American Association of Clinical Endocrinologists
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined