Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La endometriosis está vinculada con otras enfermedades

Estudio encuentra que se diagnostica tarde a las mujeres, y que éstas tienen otros padecimientos

Viernes, 27 de septiembre (HealthDayNews) -- Las mujeres con endometriosis a menudo enfrentan efectos adversos dobles o triples cuando se trata de problemas serios de salud, y sufren del doloroso trastorno pélvico durante 10 años en promedio antes de que se les realice un diagnóstico preciso.

Esto fue lo encontrado por los investigadores del Instituto Nacional de Desarrollo Humano y Salud Infantil (NICHD, por sus siglas en inglés) y la George Washington University en un reciente estudio de datos de más de 3,500 mujeres con endometriosis, una condición en la cual el revestimiento del útero crece en partes de la cavidad abdominal. Los resultados de esta investigación aparecen hoy en la revista "Human Reproduction".

"Nuestra investigación demuestra que las mujeres con endometriosis son mucho más propensas que otras mujeres a sufrir de una gama de otras condiciones angustiantes e incapacitantes, incluyendo trastornos autoinmunitarios, endocrinos, alérgicos, de dolores crónicos y de fatiga", indicó la doctora Pamela Stratton, jefa de servicios de consultoría de ginecología en el NICHD. "Esta es la primera vez que una asociación de esta índole ha sido documentada en un estudio basado en la población".

Stratton y Ninet Sinaii, una estudiante doctoral de epidemiología Washington University, analizaron la información provista a la Asociación de Endometriosis por mujeres quienes sufren de la condición y han buscado la ayuda del grupo de apoyo para lidiar con la misma. La endometriosis se caracteriza por dolor, inflamación, sangrado y problemas reproductivos. Aproximadamente 90 por ciento de las mujeres quienes completaron la encuesta estaban en edad reproductiva.

Los investigadores también descubrieron otro aspecto importante de la condición basado en los reportes de las mujeres: Los dolorosos síntomas de la endometriosis tienden a estar presentes mucho antes de que ésta se diagnostique con precisión.

"En adición a hallar la prevalencia dramáticamente elevada de trastornos inmunitarios u otras condiciones en estas mujeres y a la asociación de la endometriosis con dolor significativo e incapacitante en sus vidas, hubo generalmente un retraso de 10 años entre el comienzo de su dolor pélvico y el diagnóstico de endometriosis por parte de un médico", sostuvo Sinaii. "Lo que es un hallazgo muy preocupante".

Stratton y Sinaii no pudieron determinar si la endometriosis en realidad se desarrolla poco después de que una mujer tenga su primer periodo menstrual, como han sugerido otros estudios, o si se desarrolla en un periodo de años. Pero no tuvieron dificultad en concluir que algunos cambios en la respuesta médica a los reportes de las mujeres sobre el dolor en la región pélvica son tardíos.

"Todavía no sabemos si el diagnóstico y tratamiento tempranos evitaría que la endometriosis conduzca a dolor pélvico crónico o no", indicó Stratton. "Pero creemos que es esencial que el dolor pélvico sea evaluado pronta y apropiadamente en las mujeres, particularmente en las adolescentes. Es importante que los doctores quienes atienden a adolescentes consideren el diagnóstico de la endometriosis, así como la presencia de otras condiciones potencialmente serias cuando sus pacientes jóvenes se quejen de tal dolor".

La conexión de la endometriosis con las enfermedades inflamatorias autoinmunitarias también fue de considerable interés para los investigadores. Encontraron, por ejemplo, que entre las mujeres con endometriosis aproximadamente una quinta parte tuvo más de alguna otra enfermedad, y levemente más del 30 por ciento de aquellas con enfermedades coexistentes también habían sido diagnosticado con fibromialgia o con el síndrome de fatiga crónica. Algunas de estas mujeres tuvieron otras enfermedades autoinmunitarias o endocrinas.

"El síndrome de fatiga crónica fue más de cien veces más común en las mujeres con endometriosis", sostuvo Sinaii. "El hipotiroidismo o sea, una glándula tiroides hipoactiva fue siete veces más común, la fibromialgia fue el doble de común, y las enfermedades autoinmunitarias como lupus eritematoso sistémico, síndrome de Sjogren, y artritis reumatoide, así como esclerosis múltiple, ocurrieron con mayor frecuencia".

Stratton cree que estos hallazgos pueden ayudar a muchas mujeres en su búsqueda de entender qué está sucediendo cuando se enferman y no pueden mejorar luego del diagnóstico y tratamiento para cualesquiera de estas condiciones.

"Los resultados sugieren que las mujeres con endometriosis podrían requerir evaluación y tratamiento para enfermedades autoinmunitarias, las mujeres con enfermedades autoinmunitarias podrían requerir evaluación y tratamiento para endometriosis", argumentó. "Nuestros resultados demuestran que existe una enorme superposición que no se está abordando al presente en la mayoría de las situaciones clínicas".

Qué hacer

Para aprender más acerca de la endometriosis y sobre lo más reciente en cuanto a la investigación y el cuidado de la endometriosis, accede a la Asociación de Endometriosis. También puedes visita el Instituto Nacional de Desarrollo Humano y Salud Infantil, pero necesitarás Adobe Acrobat, que puedes instalarlo gratis.

Fuentes: Pamela Stratton, M.D., jefa, Servicios de Consultoría de Ginecología, Instituto Nacional de Desarrollo Humano y Salud Infantil de EE.UU., Bethesda, Md.; Ninet Sinaii, estudiante doctoral, epidemiología, George Washington University, Washington, D.C.,; octubre 2002, "Human Reproduction"
Consumer News in Spanish