See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

No te duches, advierten los doctores

La práctica sigue siendo común a pesar de los bien sabidos riesgos a la salud

Miércoles, 20 de marzo (HealthDayNews) -- Los ginecólogos han pasado décadas diciendo a sus pacientes que no utilicen las duchas vaginales, pero un nuevo sondeo sugiere que muchas mujeres cerca de 80 por ciento no han escuchado el mensaje.

"Es muy imperante, aun cuando la mayoría de las mujeres ha escuchado que no es bueno para ellas", dijo la doctora M. Kim Oh, coautora de varios estudios sobre las duchas vaginales y profesora de pediatría en la Universidad de Alabama en Birmingham.

Algunos expertos de la salud dicen que las duchas, enjuague de los genitales femeninos con un líquido, es peligroso porque enjuaga bacterias saludables.

La teoría es que el enjuague "cambia el ambiente de la vagina y hace que el tracto genital inferior sea más susceptible a infecciones", dijo Oh.

Otra teoría sugiere que las soluciones de duchas llevan bacterias insalubres al cuerpo de la mujer. "En el cuello uterino normalmente tienes una barrera, un tapón de mucosa, y no puedes entrar cosas al útero tan fácilmente. Las duchas reducen eso", dijo la doctor Jeanne Marrazzo, profesora auxiliar de medicina en la Universidad de Washington en Seattle.

Estudios han relacionado las duchas con enfermedades inflamatorias pélvicas como clamidia y embarazos ectópicos, dijo Marrazzo.

Por otra parte, muchas mujeres se duchan y parecen no tener efectos negativos.

"Tal vez no es dañino para ellas. No lo sé", dijo. Oh se interesó en el tema cuando se percató que ducharse seguía siendo bastante común, aunque ella supo los riesgos en los años 50 cuando asistía a la escuela de medicina en Corea.

Así que, quiso saber cuántas mujeres se duchan y por qué. Hizo públicos sus hallazgos en la reciente conferencia anual de Prevención ETS, auspiciada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Oh y sus investigadores asociados encuestaron 571 jóvenes y mujeres entre las edades de 14 a 63 del área rural y urbana de Alabama y del área urbana de Ohio. Setenta y siete por ciento dijo que se ducharon al menos una vez en toda su vida 70 por ciento era menor de 30 y 90 por ciento era mayor de 30.

Sesenta por ciento de las mujeres dijo que se duchaban para sentirse frescas, 38 por ciento para deshacerse del olor, 36 por ciento para deshacerse del flujo menstrual, 5 por ciento para complacer a su pareja y 1 por ciento para prevenir el embarazo. Los investigadores también encontraron que las mujeres mayores tendían a pensar incorrectamenteque las duchas previenen el embarazo y mata gérmenes que causan las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Oh dice que las mujeres parecen aceptar los riesgos de las duchas. "Creo que es un pequeño grupo minoritario de mujeres quienes no han escuchado nada acerca de los efectos negativos", dijo. "Con las adolescentes puede que sea diferente".

Ciertamente, las mujeres que comenzaron a ducharse antes de los 15 años tendieron a estar desinformadas acerca de los peligros de las duchas vaginales. Además, los investigadores encontraron que el uso temprano de productos de duchas "está muy relacionado con conducta sexual, tener múltiples parejas, comenzando el acto sexual muy temprano en la vida", dijo Oh.

Marrazzo dijo que la educación es la clave para reducir la práctica de las duchas. "Tienes que ser muy sensible al factor de que muchas mujeres crecieron utilizando las duchas como parte regular de su higiene", dijo. "Sus abuelas y sus madres lo hicieron. Necesitas más educación que una amonestación".

Las mujeres necesitan saber que nacen con un "sistema integrado de auto limpieza", dijo Marrazzo. "Tiene sus propias regulaciones. Pero si las mujeres van a continuar duchándose, trato de que usen algo relativamente benigno, como el agua".

Qué hacer

Para más información sobre salud ginecológica y reproductiva, visita American College of Obstetricians and Gynecologists. O visita estos enlaces de University of Glasgow.

Fuentes: M. Kim Oh, M.D., profesora de pediatría, Universidad de Alabama en Birmingham; Jeanne Marrazzo, M.D., M.P.H., investigadora y profesora auxiliar de medicina, Universidad de Washington en Seattle; marzo de 2002, estudio de presentación, Conferencia Nacional de Prevención de ETS, San Diego
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined